Esta sonificación fue realizada a partir de 2 bioceldas alimentadas por consorcio bacteriano. Utilizamos muestras de sedimento de playas de Tijuana.  Se trata de una improvisación de 50 minutos utilizando el Energy Bending Lab conectado a otros instrumentos análogos. La presentación se llevo a cabo en la galería TJINCHINA en colaboración con Moises Horta.